Diálogos entre médicos y pacientes

Opciones terapéuticas

La epilepsia afecta a cada paciente de una manera distinta. Para ello es necesario encontrar el tratamiento que mejore la calidad de vida del paciente y reduzca al máximo los efectos secundarios en su vida cotidiana.

La decisión sobre cuál es el tratamiento més adecuado suele venir del médico asignado a cada paciente.

Con esta campaña se pretende dar la información necesaria sobre las distintas alternativas terapéuticas para que el paciente tenga una panorámica en la que poder situarse.

MEDICACIÓN

Los fármacos antiepilépticos son la primera opción para intentar evitar las crisis, según sugiere la Sociedad Española de Neurología. Generalmente se inicia el tratamiento con un solo fármaco a dosis bajas y se aumenta progresivamente la dosis hasta alcanzar la máxima eficacia. En algunos casos se hace necesaria la terapia combinada de fármacos antiepilépticos. Su principal efecto secundario es la somnolencia, pudiendo afectar a la calidad de vida del paciente: problemas cognitivos, conductuales o sexuales, alteraciones en el ciclo menstrual o malformaciones en el embarazo.

CIRUGÍA

Se considera esta opción cuando el paciente no responde al tratamiento con fármacos. Debido al riesgo de operar una parte tan sensible, las intervenciones de neurocirugía sólo se practican en pacientes que tienen crisis que afectan de forma severa a su vida diaria. Un equipo multidisciplinar debe realizar estudios para identificar la localización y la extensión de la zona epileptógena, analizando el impacto sobre funciones neurológicas, cognitivas y afectivas del paciente.

ESTIMULADOR DEL NERVIO VAGO

Es un dispositivo que se implanta con una sencilla intervención que no implica cirugía cerebral. Electroestimula periódicamente el nervio vago, reduciendo el número, severidad e intensidad de las crisis, así como su duración.

DIETA CETOGENÉTICA

Consiste en la ingestión de alimentos ricos en grasas y bajos en carbohidratos, proteínas y calorías. Es muy estricta, está encaminada a reducir el número de crisis y ha de estar siempre vigilada por un médico.

NOVEDADES Y TRATAMIENTOS EN DESARROLLO

Recientemente ha sido aprobado un estimulador vagal que libera automáticamente la estimulación justo en el momento en que se inicia la crisis. Este nuevo sistema ayuda a detener o reducir las crisis, además de disminuir su severidad, y es particularmente útil en casos de crisis sin aura o crisis nocturnas.

Paralelamente, se están desarrollando nuevos tratamientos para epilepsias muy graves.